World Breakdown Structure

Siria es un pais compuesto por una realidad cultural compleja, diferentes visiones y mezclas de religiones que crean  tnias y grupos culturales diferenciados entre ellos. Grupos cerrados, sociedades con fronteras internas de la permeabilidad que otorga la rigidez religiosa.
Pero casualmente una delimitación superior apareciá, Siria como estado, que no estado-nación pues esta realidad administrativa que siempre se nos ha vendido ha ocurrido poco menos que sólamente en Europa (y no del todo). Sin embargo, allí también aparecieron visiones, que son las que gobernaron durante largos años, que inventaron el panarabismo como solución multicultural al puzle que suponen sus sociedades y que necesitan apartar la religión de la gestión gubernamental como única vía para evitar la fragmentación.

Es dificil gobernar y tratar internacionalmente con paises tan fracturados, donde la estabilidad se consigue mediante una fuerza que sólo consigue la legitimidad necesaria para ser entendida por estado mediante la fuerza y niveles de represión altos.
Sin embargo las actuales “revoluciones” islámicas que conmocionan la zona en el último año parece que van a generar un escenario distinto. De gobiernos que intentan integrar a una población de realidad multicultural parece que se está
tendiendo en la zona a otorgar todo ese poder a un único actor religioso. La impisición de la mayoría sobre la minoríaa.
Puede que para los estados occidentales, que todavía tienen una visión del mundo plasmable en un mapa coloreable por secciones esta situación sea favorable: Un actor cómodo de conocer, único para cada país, que genera uniformidad dentro de unas fronteras que fueron colocadas artificialmente. Te guste o no te guste ese poder, para un estado
clásico, que hereda una visión del mundo que no ha sabido interiorizarla realidad de lo ocurrido en el sXX, siempre será más cómodo tener un actor fuerte y evidente con el que tratar, y mejor si toda una zona uniformiza sus posturas. Muchísimo mejor que cualquier tipo de diversidad que genere inestabilidad y que haga que no sea predecible su comportamiento.

El mundo actual esta cambiando, aparecen nuevos actores, el actor estatal tal y como lo conocemos, procedente de dos puntos básicos, la Paz de Westfalia en el sXVII y el surgimiento de los nacionalismos en el sXIX, comeinza  a cambiar.
Nuevas formas de comunicación abren el mundo conocido a una nueva forma de conocer lo que nos rodea. Los mapas planos ya no son capaces de mostrarnos la realidad que nos rodea. Antes, en un mundo en el que la comunicación exigía
cercaníay la imposición del poder generaba parcelas cerradas fuertemente dominadas, los mapas funcionaban como vertebradores que permitían intentar comprender a los actores involucrados en un proceso.
Ya no es tan evidente ni tan sencillo. En el territorio conocido como España el nacionalismo no se vertebró “adecuadamente” durante el siglo XIX y los intentos tardíos generaron un sistema no uniforme y un mapa con un serio problema de pegamento. Menos mal. Esta puede ser una ventaja evolutiva para los procesos que vienen, donde se destruya el concepto iluso de nacion como realidad aglutinadora, social y uniformizadora.

Obviamente hay que tener cuidado. Es curioso como los elementos que más temen que la globalización acabe con sus posiciones de poder, como bien muestra el libro de David (“11M, Redes para ganar una guerra“) son los que mejor se han
sabido adaptar a la situación para atacar las posiciones a las que temen o odian. Actores como mafias o caciques han poseido desde siempre en muchos territorios el ejercicio del monopolio efectivo de la violencia, desplazando al
estado de su función. Esto no quiere decir que su ejercicio de este monopolio sea justo, medido, necesario o aceptado socialmente, pero suponen un paraestado  en la práctica. Esto no quiere decir que sea un paraestado democrático, justo,
necesario o querido, símplemente que es capaz de acturar como tal y teme el desmoronamiento de su posición.
Es el momento en el que la democracia, un sistema que otorga el reduccionismo de la acción única sobre un territorio desmesurado donde una mayoría impone a los que serán dueños y señores del reino durante el próximo periodo de tiempo, se desmorona para dejar paso al individuo y los conjuntos de individualidades,

Las redes pasan a ser un nuevo mapa, una nueva estructura que rompe el funcionamiento clásico de la política. Cuando para un proyecto de ingenierí­a realizas un desglose del trabajo (Work Breakdown Structure) conoces a la perfección las jerarquías de cada tarea en particular, una pirámide perfecta, unas dependencias muy definidas, caminos que se ramifican hacia una única visión del problema y su solución. De cada tarea conoces en qué bloque se alinea. Una
estructura social equivalente lleva a la consecución de una única solución al problema predefinida dentro de los requerimientos iniciales. Pero estas dependencias perfectas se rompen, ya no sabes quién está ahora mismo en tu
cabeza, o quizá mejor, quizá puedas descubrir que ningún Ingeniero de Sistemas está definiendo hacia qué solución del problema se orienta tu trabajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Itinerario y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.