No me sea usted barroco

Hoy es un día de esos en que te llama tu madre para preguntarte si este blog es tuyo. ¿La pista definitiva? No es que ponga “pablo” y salga mi foto cada vez que comento. Ya lo decía mi profesor de historia del insitituto: “si es que tienes que ser menos barroco”. Debe ser que es bastante reconocible mi incapacidad para no ligar una frase con la siguiente y para usar los puntos y seguidos.

Así que quizá sea un momento para abrirse, los que somos torpes escribiendo no podemos cambiar nuestra forma innata de redactar, pero sí que puede que sea el momento de dejar el escapismo mísitico y mitológico barroco y comenzar, con este blog, a construir un relato visible y no anónimo. Una herramienta de diario para ponerse por escrito y repensarse sin miedo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fugaces. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to No me sea usted barroco

  1. Juanjo Pina dice:

    Barroco o no, a mí me gusta. Ánimo con el proceso, pero tampoco te excedas con los puntos, están mogollón de sobrevalorados 🙂

    • me dice:

      😀 No te preocupes, lo aumentar la ratio de puntos se intentará, pero es labor prácticamente imposible. De todos modos, el plan principal es aumentar el valor absoluto de puntos incrementando la frecuencia de posteo :-DDD

Los comentarios están cerrados.